¿Quieres tener un abdomen plano?

Pues, si tienes algo de barriga o algún michelín suelto por ahí abajo, olvídate de los abdominales tradicionales por un tiempo.
Si, por lo contrario, ya tienes el vientre plano pero te gustaría marcar un poco más de cintura, puedes combinarlos con los abdominales hipopresivos.

¿EN QUÉ CONSISTEN LOS ABDOMINALES HIPOPRESIVOS?

Mientras los abdominales tradicionales se centran en trabajar el músculo abdominal, los abdominales hipopresivos tienen como objetivo reconstruir y fortalecer la faja abdominal.
De esta forma, se consigue un abdomen más plano y una reducción de la cintura en muy poco tiempo.



















Son ideales para recuperar la silueta tras un embarazo o una pérdida sustancial de peso y, además, sirven para corregir y mejorar la postura. También previenen y evitan las lumbalgias, los prolapsos y la incontinencia urinaria.

Como en el caso de los abdominales tradicionales, hay diferentes tipos de ejercicios para trabajarlos, desde los más simples a los más complicados y que requieren de más coordinación.
Pero, para empezar en casa, poco a poco y casi sin esfuerzo, hoy os propongo uno de los más sencillos.




Cualquier momento sirve para hacerlos y nos llevarán no más de 5 minutos, así que, si me apuras, hasta puedes aprovechar la publicidad de tu serie favorita para ponerte a ello.
Ya verás como, si eres constante, en unos días empiezas a ver resultados!

Si los has probado ya, qué tal te han ido? ¿Has logrado los resultados esperados?

Y Si te has quedado con alguna duda, no te la guardes, pregunta!!!

Y recordad que Y, si lo que queréis es algo totalmente personalizado y adaptado a vuestras necesidades, tenéis disponibles los servicios de entrenamiento a distancia y coaching nutricional.


Este post participa en la fiesta de enlaces número 62 de Personalización de Blogs.