Guía para elegir el maillot o el bañador que más te favorezca

Si hay una prenda puñetera donde las haya y que se empeña en mostrar todo aquello que queremos disimular por pequeño que sea, está es el maillot.
A su favor hay que decir que es una prenda muy cómoda y que va genial para hacer ejercicio, no solo para el ballet, ya que con él nos evitamos el momento abdominales pantalón hacia abajo camiseta hacia arriba.

Sí, es un poco incómodo a la hora de ir al baño, pero para el resto de tiempo es ideal, así que no es de extrañar que, poco a poco, vaya dejando de estar asociado solo a las aulas de ballet y se gane su público entre las habituales del yoga y el pilates

Además, ni que suene contradictorio con lo dicho anteriormente, es una prenda que, bien elegida, estiliza muchísimo visualmente y le un toque elegante y chic a nuestros estilismos deportivos.


Porque ir mona, sin perder nuestro estilo, y llevar un look sport es perfectamente compatible, y aquí en el blog no perderé ocasión de animaros a ello. Nada de perder nuestro estilo cuando hagamos ejercicio!

No obstante, si el ballet ni te va ni te viene y no te ves llevando un maillot; tranquila, no voy a intentar convencerte, pero sigue leyendo porque, todo lo que vas a leer en este post, también te sirve para elegir un bañador que saque lo mejor de tu figura tanto en la piscina como en la playa, y este año los bañadores vienen para quedarse!
Así que allí vamos!

1.¿Qué forma me va a quedar mejor?

Identifica la forma de tu silueta y sácale el máximo partido teniendo en cuenta tus puntos fuertes y aquello que prefieres disimular.
tipos de siluetas femeninas
< Triángulo: intenta aportar volumen a la zona de los hombros para equilibrarla con la cadera, evita los escotes y espaldas que dejan todos los hombros al descubierto, y, si optas por un modelo bicolor, elige uno con un color claro en la parte de arriba y oscuro en la de abajo.

< Reloj de arena: cualquier modelo te sentará bien, simplemente vigila de no modificar visualmente la forma de tu silueta transformándola en otra. 

< Triángulo invertido: al contrario que en el primer caso, debes disimular la zona de los hombros con un escote y espalda simple, descubierto y sin demasiados detalles. Un modelo bicolor con la parte de arriba oscura y la de abajo más clara o estampada te ayudará a potenciar visualmente la zona de la cadera. 

< Columna: en este caso es mejor optar por un modelo que acentúe la cintura de corte bien ceñido y espalda tipo corsé o en v
Te favorecerá escoger un modelo bicolor con dos bandas laterales verticales, ligeramente ondeadas, dibujando una falsa cintura. También los hay de un solo color con unas pequeñas costuras que visualmente hacen un efecto similar, siendo más discretos. 

< Ovalado: como en el caso anterior, se trata de destacar la cintura aunque, al tener más volumen en la zona del abdomen y el pecho, la espalda no podrá ser tan descubierta para que queden más recogidos.
Aquí el tejido puede ser tu gran aliado, elige un modelo con un porcentaje de Spantex y con el escote reforzado, te ayudará a verte más definida y a sentirte más cómoda.

catálogos
2. Y el corte?

Si eres alta y tus piernas parecen no terminar nunca, opta por un corte bajo de cadera o, si te gusta, hasta puedes elegir un corte tipo culotte.

De lo contrario, si la altura no es tu punto fuerte, apuesta por un corte francés o corte alto, alargará visualmente tus piernas y te estilizará la zona de los muslos y la cadera.

3. ¿Qué hay del escote?

Si tienes poco pecho puedes elegir prácticamente cualquier modelo, solo tienes que tener en cuenta que los escotes en v estilizan y los tipo bailarina o barco acentúan la zona de los hombros. 
Como más cerrado sea el escote, menos pecho te verás y, si tienes el cuello corto, mejor olvidarse de cuellos altos.

Si tienes bastante pecho, olvídate de los escotes en v, a no ser que estén muy reforzados, y de las espaldas al aire.
Si quieres apostar por lo seguro elige un modelo corte imperio con tirantes no muy finos y espalda cruzada o tipo corsé. 

Para asegurarte de que puedes moverte con comodidad sin que se vea nada, haz esta pequeña prueba frente al espejo: de pie con las piernas rectas, dobla la espalda 90 grados hacia adelante y mírate, si así no se ve nada puedes estar tranquila. 

4. Y si hablamos de colores?


En lo que a colores se refiere el papel principal lo juegan tus gustos y preferencias, también dependerá de si buscas algo más discreto o más atrevido.

Como regla general los colores oscuros estilizan visualmente y los claros a ver… engordar no engordan, porque el volumen sigue siendo el mismo, pero no ayudan a disimular, por decirlo finamente….

Pero, más allá de colores oscuros y claros y de nuestras preferencias, hay una regla que ayuda bastante a la hora de determinar qué colores nos pueden favorecer más.
Si nuestra tonalidad de pelo, piel, ojos, etc, es cálida, los colores fríos nos ayudarán a dar protagonismo a nuestros rasgos.
Si, de lo contrario, nuestra tonalidad es fría, los colores cálidos los resaltaran.

5. Nos queda el tejido:

De tejidos hay mucha variedad, sobretodo porque la mayoría de productos están fabricados con una mezcla de tejidos, por lo que, variando los porcentajes, el acabado final puede ser muy diferente.

Para no entrar en demasiados detalles e ir a lo que realmente nos interesa hoy, que es que el maillot o el bañador nos favorezca, yo recomendaría siempre mirar que la pieza lleva un porcentaje de Espante, el tejido milagroso de las fajas de las famosas, es comodísimo y ayuda a vernos más definidas y con todo en su sitio. Además va genial para recoger el pecho.



Esto ha sido todo por hoy, espero que os haya parecido útil e interesante y, si te ha picado el gusanillo con lo de los maillots y te gustaría tener el tuyo completamente personalizado hasta el mínimo detalle, escríbeme y nos ponemos a ello!



¡Nos vemos el viernes!





Este post participa en la fiesta de enlaces número 63 de Personalización de Blogs