Fresh fruit waters o aguas frescas, qué son y cómo hacerlas

Ahora que empiezan a subir las temperaturas y que ya apetece beber algo fresquito para refrescarse, qué mejor que tener siempre en casa, ya preparado y listo para tomar, un refresco rico, saludable y 100% natural.

Ya vimos que, aunque nos vendan los zumos de fruta industriales como una bebida saludable, el porcentaje que llevan de fruta es mínimo y, en cambio, el de azúcar y demás conservantes y aditivos es más bien alto.
Lo mismo pasa con muchas de las agua aromatizadas que podemos encontrar en el supermercado, además de lo fácil que resulta prepararlas en casa.

Si nos damos un paseo por Pinterest, encontraremos un montón de ideas para hacer refrescos caseros bien ricos, saludables y con ingredientes naturales, pero, si hay uno que aparece en todas partes últimamente este es el caso de las Fresh fruit waters o aguas frescas.

fresh fruit waters
Pero qué son las Fresh fruit waters  o aguas frescas?

Son bebidas refrescantes a base de agua que se aromatiza con una o varias frutas que se pueden ver flotando en la bebida junto al hielo.
En algunos sitios también las he visto con la fruta triturada tipo granizado, aunque para mi esto ya sería otro tipo de bebida.

Además son una forma fantástica de conseguir que los niños dejen de encontrar aburrido beber agua y esto también vale para nosotras, de esta forma si nos cuesta beber agua nos será menos pesado alcanzar los 1'5 litros diarios recomendados.

¿Cómo se preparan?

Lavamos la fruta, la cortamos si es necesario y la mezclamos con bastante cantidad de hielo en una jarra o botella. Debemos llenar 3/4 partes del recipiente con el hielo y la fruta.
Añadimos un poco de agua bien fría y esperamos a que el hielo esté parcialmente deshecho para tomarla.

Si queremos ahorrarnos tiempo y tener variedad de fruta para elegir, podemos hacer cubitos con fruta, así solo tendremos que ponerlos en agua fresquita, dejarlos deshacer y ya tendremos lista nuestra bebida.
fresh fruit waters
Para hacer los cubitos de fruta únicamente tenemos que poner la fruta lavada y cortada en moldes para cubitos, rellenarlos con agua y congelarlos. Podemos hacerlos de diferentes frutas, con combinaciones de varias, con cítrico, etc.
Además, también nos pueden servir para muchos otros usos como para darle un toque de color y sabor a un Gintonic, que tan de moda están últimamente, o a otro tipo de bebida.

¿Qué frutas le puedo poner?

Prácticamente aceptan cualquier fruta, aunque yo tengo especial predilección por los frutos rojos y el mango. Algunas de las frutas que le pueden ir mejor son: los cítrico, las fresas, los albaricoques, el melocotón, los arándanos, el mango y la piña, pero podéis ponerle la que más os guste.

También se le pueden poner otros ingredientes como unas hojas de menta, pepino e incluso flores comestibles o pétalos de rosas. Así que ya sabéis todo depende de vuestra imaginación.
Eso sí, hay que tener en cuenta la potencia de sabor de los ingredientes para no pasarnos con las cantidades o, de lo contrario, la bebida quedará con un sabor demasiado fuerte.


Y vosotras conocíais ya este tipo de bebidas? os gustan? soléis prepararlas en casa?
Espero que os haya parecido interesante el post de hoy y nos vemos el miércoles!