7 Claves para librarte del dolor de espalda y cervicales

Cuando nuestro trabajo implica pasarnos muchas horas en una silla delante de un ordenador y, además, nos deja poco tiempo para hacer algo de ejercicio, es muy común padecer dolor de espalda y cervicales.
No hace falta que sea de forma permanente, puede que sea ocasionalmente o vaya a temporadas, y, son demasiadas las veces que nos resignamos a padecerlo porque creemos que es lo normal.

Nada más alejado de realidad, el dolor de espalda y cervicales es una señal de nuestro cuerpo de que algo no estamos haciendo bien y no es nada difícil de prevenir y evitar.

¿CÓMO PREVENIR LOS DOLORES DE ESPALDA Y CERVICALES?

< Estando pendientes de nuestra postura

Da igual que estés de pie, sentada o caminando, nunca es mal momento para darte cuenta de que estás en una mala postura y corregirla. Así que nada de apoyar todo el peso en una sola pierna e ir con la cadera torcida ni encorbar la espalda.
Ya se que parece muchísimo más cómodo tumbarse de cualquier manera en el sofá que colocar la espalda donde toca, pero, a la larga, termina pasando factura.

< Estirando la espalda de vez en cuando

Cuando te la notes cargada, cuando estés tensa, o simplemente porque sí.
Te prometo que engancha y, si lo haces con regularidad, te notarás mucho menos tensa y acartonada.
Hay una gran variedad de ejercicios con los que estirar bien la espalda, los hay de más sencillos y otros de más complicados, pero a continuación os dejo uno bastante fácil que, además, va genial para empezar a trabajar la elasticidad.
Ya vimos, cuando os conté cómo empezar a correr, la importancia de los estiramientos, y esta es una buena manera de iniciarse con ellos.
Si quieres saber más sobre los beneficios de estirar bien aquí puedes leer sobre ello.

estiramientos de espalda


< Ante la aparición de dolor de forma continuada acudir al fisioterapeuta

No esperes a no poderte agachar ni a que el dolor de espalda sea todo un suplicio, si padeces dolor de espalda y/o cervicales de forma continuada, acude al fisioterapeuta, seguramente ya será demasiado tarde para prevenir y tocará curar.

< Estáte atenta cuando hagas las tareas domésticas

Una tabla de planchar demasiado baja o un fregadero que te obligue a estar en una mala posición pueden ser fatales para tu espalda, busca la forma de adaptarlos a tus necesidades y que no se resienta tu cuerpo.

< Fortaleciendo la espalda

Si, yo también odio las flexiones, pero bien hechas son fantásticas para fortalecer la espalda.
No hace falta que te hagas 100, pero unas cuantas de vez en cuando nunca están de más.



< Vigila a la hora de agacharte y cuando cojas peso

Este punto es super importante para las mamás de niños pequeños ya que no son pocas las veces que toca agacharse o subir al niño en brazos.
Agáchate doblando las rodillas y no la espalda e intenta coger una cantidad de peso similar en los dos brazos.
Si llevas mochila, asegúrate de llevarla bien puesta y de que sea un modelo lo más ergonómico posible, en esto no es bueno ahorrar.

< Si pasas muchas horas sentada, invierte en una buena silla de estudio

Tu espalda te lo agradecerá y encontrarás una gran variedad de modelos entorno los 100 €, no es nada disparatado y suelen durar bastantes años si las tratas bien.
También es importante poner una mesa acorde a nuestra altura y la de la silla y una disposición que no nos obligue a estar haciendo malas posturas constantemente.
Si en tu trabajo te lo permiten, puedes optar por traerte tu propia silla si la que tienes no te va bien.


Y tu, padeces dolor de espalda y cervicales de forma recurrente? Haces algo para prevenirlo y evitarlo? 



¡Nos vemos el miércoles!