Cómo conseguir ser constante con el ejercicio y no tirar la toalla

Este es el quit de la cuestión, llegar a ser constante e incorporar el ejercicio a nuestra rutina y que este pase a formar parte de nuestro día a día como cualquier hábito más. Esto es lo que nos gustaría a todas, pero cómo podemos llegar a conseguirlo?

A la hora de motivarnos hay tantos métodos como personas y puntos de vista, desde el típico voy a ir al gimnasio a diario para lucir tipazo, al empezaré a nadar para aliviar esos dolores de espalda.
Pero, qué hay que hacer para que los buenos propósitos no se queden en el tintero y se transformen en hechos?

En esto voy a ser muy sincera, terriblemente sincera, y, aunque siento mucho no poder deciros lo que os gustaría oír, si os tomáis el ejercicio como una terrible obligación a cumplir a regañadientes por el propósito que sea,  muy difícilmente lo conseguiréis.

plantas y flores frescas
Si os fijáis en todas las entrevistas qué he ido publicando, todas tienen algo en común y es que todas las chicas disfrutan del running y, realmente, desean que llegue la hora de poder salir a correr.
Y, la clave de la constancia está justamente ahí, en disfrutar del ejercicio y dejar de verlo como una obligación que nos da una enorme pereza.

En lugar de verlo como algo que nos va a ocupar aún mas tiempo, porqué no lo vemos como nuestro ratito para dedicarnos exclusivamente a nosotras mismas, desconectar de todo, relajarnos, olvidarnos de los problemas e, incluso, desahogarnos si hemos tenido un mal día.

Pero, mientras empezamos y aún no le hemos cogido del todo el gusto, hay una serie de pequeños detalles que nos pueden ayudar a que nuestra sesión de ejercicio nos resulte mucho más agradable y placentera.

bebida de pomelo y te rojo< Ponte música de fondo

Te resultará muchísimo más ameno hacer ejercicio, y, además, puedes elegirla en función de la actividad que vayas a hacer. No infravalores el poder de la música, puede ser una gran fuente de motivación si la eliges bien.

< Crea un ambiente agradable

Un entorno agradable invita muchísimo más a relajarse así que cuida los pequeños detalles; una vela aromática, una planta o algunas flores frescas, a la larga lo terminarás asociando a las sesiones de ejercicio y desearás que lleguen.

< Prepárate agua de forma algo especial para tomar durante tu entrenamiento

Además de que está muy rica, te ayudará a incrementar la cantidad de agua que bebes y es muy fácil de preparar, como ya vimos aquí y aquí.

< Déjate listo algo para tomar después del entreno

Puede ser un zumo, un smoothie verde, un batido o hasta una onza de chocolate algún que otro día y de forma excepcional.

< Olvídate del móvil durante un rato

Es imprescindible para poder desconectar del todo, es tu tiempo para ti, así que mantén móvil y ordenador bien lejos.

Y tú le has cogido ya el gusto al ejercicio o aún tienes la batalla de la constancia  a medio librar?


¡Feliz fin de semana y nos vemos el lunes!