Mini Guía para ensaladas no aburridas + cenando con Rosa

A quien no le ha pasado ir a un restaurante con la intención de pedir ensalada y, al mirar el menú y ver las mismas ensaladas sosas y aburridas de siempre, olvidarse por completo de los buenos propósitos?

Os suena lo de ensalada de la casa o ensalada catalana o valenciana? sí, las típicas que llevan la lechuga a trozos bien grandes soltando agua por todas partes, el tomate medio verde cortado en 4 trozos, 4 aceitunas y medio bote de zanahoria rallada en conserva.
Con un poco de suerte llevarán un huevo duro cortado por la mitad y algo de maíz de lata, y, quizá, para darle color, unas rodajas de plasticosa remolacha. A que os va sonando un poco más?

Parece que estén hechas adrede para que desistamos de pedir ensalada, aunque también hay otra variante bastante popular… el plato gigante de mezcla de hojas verdes, normalmente ligeramente pasadas, con un "rulo de cabra" de dudosa procedencia y suficiente vinagre de módena como para aliñar ensaladas todo un año.

Personalmente prefiero la segunda, al menos no me inunda el plato ni acabo comiendo una extraña mezcla medio teñida de rojo, pero tan difícil es hacer una ensalada apetecible y sabrosa?

Yo creo que no que la ensalada es un plato con mucho potencial, por lo que hoy os traigo una mini guía para ensaladas no aburridas y, además, nos vamos a cenar con Rosa de La Rosa dulce que nos ha preparado una ensalada de lo más tentadora.
No me digáis que no tiene una pinta impresionante ehh? Un millón de gracias Rosa!

ensalada
¿Qué necesitamos?

- un cogollo de lechuga por comensal.
- 2 lonchas de jamón de pavo * p/c.
- 1/2 manzana p/c.
- un par de nueces p/c.
- un puñadito de pasas.
- 2 cucharadas soperas de yogur * para la salsa.
- una cucharadita de oliva para la salsa.
- sal

* Si padecemos intolerancia a la lactosa estos ingredientes deben ser sin lactosa

¿Qué hay que hacer?

1. Mezclar la lechuga, el pavo en tacos, las bolitas de manzana, las nueces troceadas y las pasas.
2. Mezclar el yogur, el aceite y un poquito de sal.
3. Servimos con la salsa por encima.

Y para que se nos ocurran un montón de ensaladas tan ricas y vistosas como esta, no hay más que cuidar los detalles como siempre, perder el miedo a mezclar ingredientes y texturas y darle un giro, o dos, a las tradicionales ensaladas.

¿Quién dijo que las ensaladas no llevaban fruta? o que todo tiene que ir bien crudo y cortado de cualquier forma? O que el aliño siempre debe ser aceite y vinagre o el conocidísimo vinagre de módena? Nada de esto, hay que ponerle ingenio e imaginación que comemos por la vista!!

mini guía para ensaladas no aburridas




Y tú cuál es tu mejor ensalada, nos cuentas tus secretos para hacerlas ricas y apetecibles?



Esto ha sido todo por hoy, nos vemos el viernes!