3 Bebidas ligeras para alegrarte el fin de semana

Los fines de semana parece que el mundo se para y que las calorías dejan de contar como si no hubiera lunes y el domingo fuera el fin del mundo.
Que si picoteo por allí, que si un helado por allá, ahora nos hacemos un cine con refresco y palomitas, y, como no algo diferente para beber.

Si de por si cuesta resistirse a tantas tentaciones sin despedirse de la vida social, cuando llega el turno de las bebidas aún cuesta más porque si todos están con su cervecita o gintonic pedirse una agua parece de lo más aburrido.

En algún sitio leí un artículo sobre el alcohol y su aspecto más social que me pareció de lo más interesante, pero ahora mismo no recuerdo donde. 
Pero la cuestión  para no aburrirnos de siempre tomar lo mismo es buscar alternativas apetecibles para no tener que limitarnos al agua

Así que hoy os traigo 3 alternativas, 2 más dulzonas a base de te y una bien refrescante que nada tiene que envidiar en aspecto a un gintonic. 

La primera de las propuestas de hoy es la más simple y a la vez resultona, servida en una copa de gintonic no me digáis que no da el pego! 
No es nada más que agua con gas, fruta para aromatizarla y hielo y podemos hacer tantas variedades como fruta tengamos en casa.
Con frutos rojos queda deliciosa pero también queda genial con melocotón y con un poco de lima y menta picada es un excelente sustituto del mojito. Si os atrevéis añadir una cayena seca ya tendréis una bebida espectacular y encima de lo más depurativa.
La naranja junto a la canela también le dan un sabor fantástico, todo es cuestión de imaginación e ir probando y atreviéndose con diferentes combinaciones. 


La segunda es una bebida fría a base de te y zumo de fruta
En este caso se trata de te rojo y zumo de pomelo rosa, pero podéis ponerle el tipo de te que más os guste   y lo mismo vale para el zumo de fruta.

Una de mis combinaciones favoritas es te rojo con zumo de granada, además, dentro de poco será temporada y se podrán encontrar fácilmente en cualquier supermercado. 

El te verde también queda espectacularmente bien con la piña y el jengibre, y la naranja con un poco de canela y te blanco es toda una delicia.

La proporción la dejo a vuestro gusto, aunque yo la suelo hacer al 50%, mezclo bien y le añado cubitos. Cuando se hayan fundido y esté bien frío ya está listo para tomar.

Como veis, le podéis añadir las especies que queráis, no solo canela y jengibre, el anís o el cardamomo también os pueden dar mucho juego y, si queréis que os quede una bebida completamente líquida, basta con colarla antes de servir. 

También podéis congelarla en cubitos y así la tenéis siempre a punto, o, incluso servirla en forma de granizado.

Otra bebida ligera y deliciosa, que parece que últimamente se ha puesto de moda, en el Tea Chai Latte que se puede tomar tanto frío como caliente.

Se trata de te negro aromatizado con especies mezclado con leche.
Para hacerlo se puede utilizar un te preparado ya aromatizado o aromatizarlo nosotras mismas con vainilla, canela, anís y cardamomo.

Para ello hay que tostar las especies en una sartén y hervirlas con el agua que vayamos a utilizar para hacer el te. Preparamos el te y no las colamos hasta el último momento. 

La proporción ideal de te y leche es 3/4 partes de te y 1/4 de leche desnatada

Esta es una de mis bebidas favoritas tant de invierno como de verano, además, admite un montón de variaciones, podéis añadirle piel de limón o naranja, cambiar la proporción de las especies, añadirle miel o incluso cambiar el tipo de te

Tiene un sabor dulzón que es una delicia y que lo hace ideal para hacer granizado o helado e, incluso, puede servirnos como base para elaborar una mousse, un semi frío o una tarta de queso sin horneado. 


Y tú, tienes alguna bebida ligera favorita de estas de las que nunca te aburres? compartirías su receta?

Espero que os haya gustado el post de hoy, que disfrutéis del fin de semana y nos vemos el lunes!