Quiero ponerme en forma: Cómo empezar

Tal y cómo hablábamos la semana pasada, este mes es mes de buenos propósitos y de querer romper con los malos hábitos y empezar con los buenos.
Así que no es de extrañar que, una vez de vuelta a la rutina y, cuando ya nos hemos hecho un poco la idea y organizado, uno de estos buenos propósitos sea ponernos en forma.

Pero cómo hacerlo para que deje de ser un propósito para convertirse en realidad?
Hace tiempo ya publiqué un post en el que os daba algunos trucos y consejos para conseguir ser constantes con el ejercicio. En él os comentaba que para mi la clave está en disfrutar de ese deporte o actividad que hagamos, que no sea un suplicio ni una obligación odiosa, sino un momento agradable y nuestro ratito para nosotras mismas.

Pero, si empezamos de cero y aún no le hemos cogido el gusto o no lo tenemos claro, cómo mantenernos constantes y sin tirar la toalla hasta que llegue el punto de inflexión en el que empecemos a disfrutar de ello y, sobre todo, cómo empezar con buen pie?

zapatillas de deporte


< Antes de plantearte empezar a practicar algún deporte o a hacer ejercicio, plantéate y ten bien claro porqué quieres hacerlo y qué resultados quieres obtener:

Solo de esta forma conseguirás dar con lo que necesitas, te evitarás muchas frustraciones y podrás definir bien tus metas y objetivos. Importantísimo ser sincera contigo misma y, a poder ser, marcarte objetivos asumibles a corto plazo que te permitan ir viendo objetivos y que te animen a continuar.

< Analiza tu agenda y decide cuánto tiempo estás dispuesta a dedicarle antes de apuntarte a cualquier actividad:

No es lo mismo ir al gimnasio cuando tienes un poco de tiempo libre que ir a clases dirigidas. Piensa que muchas actividades dirigidas requieren de cierta regularidad, si faltas mucho no seguirás el ritmo y te terminaras cansando y aburriendo.

También es importante que recapacites sobre si el tiempo que quieres dedicarle es compatible con los objetivos que quieres conseguir, sino terminarás por no ver resultados, te desanimarás y lo dejarás.

< Piensa en que tipo de deporte o actividad te gustaría hacer teniendo en cuenta tus habilidades y condiciones físicas:

Una vez más, intenta ser realista y no empezar la casa por el tejado, antes de correr una maratón hay que correr muchos kilómetros.
Olvídate de modas y de las actividades que hacen tus amigas, tiene que gustarte a ti o no te motivarás.
Si ya lo has practicado con anterioridad no esperes recuperarlo exactamente en el mismo punto que lo dejaste, siempre se pierde un poco, así que no te frustres si al principio no se te da tan bien como esperabas.

ejercicio con pesas


< Ten medida, un poco de sentido común y dosifícate:

Aunque al principio solemos estar muy motivadas y con ganas de comernos el mundo, esto es una carrera de fondo y no sirve de nada machacarse un montón el primer día si al siguiente no nos podemos levantar de las agujetas. Te aseguro que, si esto se repite varios días, no te quedarán ganas de continuar y, según lo que hagas, hasta puede traerte alguna lesión.
Para prevenirlas aquí encontrarás algunos trucos y consejos.

< Nunca es tarde para cambiar de opinión:

Si pasadas unas semanas no te gusta nada de nada, te aburre y nunca ves la hora de ir, no esperes más, déjalo y búscate una alternativa que te guste más. No todos los deportes ni actividades gustan a todo el mundo, no pasa absolutamente nada, no es ningún fracaso, darse cuenta de las cosas a tiempo es todo un acierto así que no dejes pasar más.

< Si acabas de empezar intenta comprarte la equitación mínima e indispensable:

Precisamente por lo que hemos comentado en el punto anterior, porque quizá dentro de unas semanas no es lo que te esperas o porque aún no sabes cuales van a ser tus necesidades.
Ya se que hace mucha ilusión comprarse el modelito y la equitación completa, pero piensa que poco a poco te irás dando cuenta de lo que necesitas y lo que no, así que mejor no anticipar acontecimientos.

Solamente en el caso del running sí recomendaría hacerse con unas buenas bambas desde el primer momento, no hace falta que sean las más caras de la tienda, pero sí de una gama intermedia y acorde con tu tipo de pie, pisada y el terreno en que vas a practicarlo.

entrenamiento personal y asesoramiento nutricional a distancia


< Siempre que lo has intentado has terminado tirando la toalla?

No te desanimes, seguro que esta vez va a la vencida y, si no te ves capaz sola, a parte de los artículos  al respeto que iré publicando en el blog, también puedes contratar mi servicio de entrenamiento personal y asesoramiento nutricional a distancia, todas las que lo han probado están encantadas! Aquí puedes informarte y leer algunas de sus opiniones.


Cuáles son vuestros buenos propósitos de Septiembre? Esta entre ellos poneros en forma? no os desaniméis, aunque pueda parecer duro a veces, el deporte es de lo más gratificante y, si le cogéis el gusto, veréis como termina siendo adictivo!

¡Nos vemos el viernes!